Comunicado de la Federación Nacional de Trabajadores Camioneros

0
260

Expresamos nuestra profunda preocupación y estado de alerta, ante la emergencia sanitaria existente, y las serias consecuencias que se producen sobre la totalidad de los trabajadores que representamos, en especial, en las Ramas de Recolección de Residuos Domiciliarios y Barrido Manual de Calles, Recolección de Residuos Patológicos y la Rama de larga Distancia, y en particular en relación al riesgo epidemiológico que sufre toda la actividad de autotransporte internacional de cargas.

Desde el inicio de la pandemia y las medidas adoptadas por el Poder Ejecutivo, los trabajadores de nuestra actividad han sido considerados esenciales. En este contexto, nuestro sector no ha dudado un segundo en poner el cuerpo y desarrollar sus tareas con todo compromiso, más allá de que ello siempre implicó un riesgo para la salud y la vida del trabajador y su familia. Este compromiso ha permitido garantizar el abastecimiento de toda la población, a pesar de las innumerables dificultades y trabas, en muchos casos extremadamente abusivas, impuestas por algunas jurisdicciones locales.

El personal de la Recolección se encuentra sumamente expuesto en forma permanente dadas las tareas de manipulación de elementos y materiales potencialmente infectados, siendo una de las actividades de mayor riesgo y contagio, requiriendo su situación especial, prioridad en el cronograma de vacunaciones contra el CoVid-19.

La situación se ha agravado recientemente, en particular para el sector de larga distancia, a partir de la aparición de la llamada “cepa de Manaos”, una mutación del CoVid-19 mucho más contagiosa y de rápida propagación, que está ocasionando un colapso en el sistema de salud brasileño, lo cual ocasiona una situación de permanente angustia en los choferes y en sus familias, quienes tienen gran incertidumbre respecto de cuál será el destino de quienes puedan quedar varados en el exterior, ante sistemas sanitarios que ni siquiera pueden brindar atención a sus propios habitantes. No caben dudas que ante una situación límite de falta de respiradores en el país hermano, un brasileño siempre tendrá prioridad sobre un argentino.

Observamos con cierto asombro, que desde distintas áreas del Gobierno, como el Ministerio de Salud, el Ministerio de Transporte o el Ministerio del Interior se pone un notable énfasis en asegurar medidas de prevención para quienes utilizan el medio de transporte aéreo, cuyo uso, en la mayoría de los casos se encuentra relacionado al turismo, mientras que por otra parte, se desatiende tan notablemente la situación de quienes se encuentran trabajando, y ponen en riesgo su salud y vida, para garantizar el abastecimiento de nuestro país.

Frente a esa nueva realidad, diversas autoridades del área de Salud nos han propuesto la realización de hisopados obligatorios en cada cruce de frontera.

Nuestra organización considera, a esta altura de los acontecimientos, que dicho paliativo, de carácter exclusivamente estadístico y/o contingente, además de ser costoso y engorroso para cada chofer, no soluciona la cuestión fundamental, que es la exposición continua a un riesgo de salud muchas veces irreversible.

El número de conductores que realiza el transporte internacional– y que sostiene las exportaciones argentinas por vía terrestre– es relativamente reducido respecto del universo general del transporte de cargas, por ello entendemos que no sería compleja, y resultaría plenamente justificada su priorización en el cronograma de vacunaciones contra el CoVid-19.

Es por ello que solicitamos enfáticamente a las autoridades, que arbitren los medios necesarios para que se incluya al personal de Recolección de Residuos Domiciliarios y Barrido Manual de Calles, Recolección de Residuos Patológicos y de Larga Distancia, Transporte de oxígeno a los centros de salud y en especial, el Personal de conducción y auxiliar que realiza transporte internacional de cargas en el rango de prioridad para su vacunación.


Finalmente destacamos que tal medida no sólo implica una solución destinada a resolver el problema de fondo respecto de los choferes y sus familias que arriesgan su salud y vida, sino que asimismo, inmunizar a quien se expone a tan alto riesgo, implica indiscutiblemente una medida de prevención para la población en general.

Hugo Moyano Pablo Moyano Pedro Mariani

Secretario General Secretario Adjunto Secretario Gremial

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here